¿Por qué deporte?

En España más de cuatro millones de personas tienen algún hándicap o se encuentran en situación de dependencia. De estas personas el 46,7% se encuentra en riesgo de pobreza, es decir más de dos millones y medio de personas.

Las barreras de participación social son elevadas, especialmente aquellas referentes a las actividades de ocio, deportivas y culturales, a la movilidad o al mundo laboral.

Únicamente el 28,3% de la población con algún hándicap realiza algún tipo de ejercicio a pesar de ser la primera actividad a la que desearían dedicar su tiempo libre.

Esta situación provoca una exclusión derivaba fundamentalmente de: la condición limitante del entorno social hacia la persona con discapacidad y la acentuación del handicap por encima del resto de capacidades.

Las actividades deportivas son una herramienta facilitadora de la inclusión social de personas con discapacidad, y especialmente de los procesos de socialización.

La inclusión social es un proceso asegurador de que personas en riesgo de exclusión y pobreza social aumenten sus oportunidades y recursos para participar activamente en la vida económica, social y cultural, y de que, a su vez, gocen de unas condiciones de vida y bienestar consideradas normales en la sociedad en la que viven.

“A través del deporte se adquiere una identidad individual y social, así como el desarrollo de la personalidad, fomento de los contactos sociales, el refuerzo de la autoestima, la identidad y la solidaridad y facilita situaciones experimentales trasferibles a otros ámbitos.” Patriksson, G. (1996)

Los beneficios para las personas con discapacidad son la mejora de la condición física, de la salud mental y de las habilidades para la vida diaria. Podemos destacar las mejoras en incremento de la autonomía personal, aumento de la fuerza y la resistencia, aumento de la autosuperación, mejora de la relación con el entorno o adquisión e habilidades para una vida más independiente.

Haz Una Donación
Haz Una Donación

Fundación Alex