Ayúdanos a recaudar fondos para impulsar proyectos deportivos

25 €
50 €
150 €
Otra
cantidad
Puntual
Periódica



15 años de Amor, Lucha y Experiencia – Entrevista a Gabriel Masfurroll

Este curso celebramos los 15 años del nacimiento de la Fundación Àlex de la mano de la familia Masfurroll-Cortada en homenaje a su segundo hijo Alex. Por ello creemos que es un buen momento para entrevistar a su presidente-fundador, Gabriel Masfurroll Lacambra, y conocer un poco más cómo han sido estos años. Si hechas la vista atrás, ¿Cómo valoras estos 15 años de Fundación Alex? La verdad, es que la valoración es positiva, tanto a nivel de proyectos, de acciones, logros y también especialmente a nivel emocional. Siempre he dicho que la Fundación Àlex, es el fruto de una vocación provocada por un alud de sentimientos y emociones. Dicho esto, pienso que todo lo que hemos hecho, al ser una institución pequeña, privada, sin ayudas públicas, tiene mucho mérito y esto se debe a todas la personas que día a día nos apoyan y nos ayudan a añadir granitos de arena para construir la playa que siempre hemos soñado. Con los años, consideras que ¿La Fundación ha contribuido a cambiar la sociedad, la sociedad ha cambiado a la Fundación o la transformación ha sido en los dos sentidos? Por supuesto que sí. La Fundación ha hecho todo lo que ha podido en todo momento para ayudar aquellos que nos necesitaban y aunque las demanda es infinita, creo que hemos hecho un buen trabajo, algo nada fácil pues los tiempos en los que vivimos no han sido fáciles. Me atrevería a decir que la Fundación también ha cambiado pues hemos intentado acomodarnos a las necesidades que descubríamos por el camino y que tratábamos de cubrir. Lo único negativo, es que siempre te queda el sentimiento de que la demanda es tan grande que no llegas a todo. Siguiendo en la misma dirección, ¿Cómo crees que ha transformado la vida de la gente la Fundación? Espero que para mejor. Solo deseo que nuestra intervención quede como un recuerdo agradable, positivo y que la Fundación sea recordada con cariño. Es tan difícil cubrir las necesidades de tanta gente que en muchas ocasiones te queda el regusto de la impotencia, pero siempre pienso que hacemos lo que podemos y como dice el refrán, “quien hace lo que puede…” ¿Cuál ha sido el proyecto con el que más has disfrutado y por qué? Cada proyecto es único. Cada proyecto nos permite dar lo que podemos y a la vez aprender y sentir emociones que son un regalo. No hay un proyecto mejor que otro, ni uno que me haya hecho disfrutar más. Todos me han emocionado y me han hecho crecer como persona. ¿Cuál ha sido el momento que recuerdas con más cariño y por qué? Quizás el día en que decidimos crear la Fundación Àlex, porque nuestro hijo estaba ahí, con nosotros pero escondido en el rincón de un duelo que nos abrasaba. Con la creación de la Fundación, Àlex volvió a nuestro día a día y aunque nos dejó hace muchos años, está siempre presente en nuestras vidas, en la de nuestros hijos e incluso nuestros nietos hablan de Àlex como si estuviera presente. La Fundación también nos ha ayudado a nosotros y esto es un tesoro. Y, por el contrario, ¿Cuál fue el momento más difícil? Hemos pasado momentos difíciles de todo tipo, pues la Fundación necesita recursos y a veces no tenemos suficientes, pero si comparamos estos momentos, con las dificultades y problemas que día a día descubrimos y se nos presentan, nos damos cuenta de que no tenemos derecho a quejarnos y que los momentos difíciles debemos superarlos porque si lo hacemos, los que nos necesitan, lo agradecerán. ¿Cambiarías algo o volverías atrás si pudieras? No, en absoluto. Quizás podríamos haber hecho algunas cosas mejor, quizás nos habremos equivocado, seguro, pero lo que es cierto, es que todo lo que hemos hecho, ha sido vocacional, con todo el rigor que hemos podido añadir y siempre desde lo más profundo de nuestro corazón. ¿Cómo te imaginas la Fundación dentro de 15 años? Soy un soñador, pero no soy capaz de imaginarla. Se lo que desearía que fuera, pero no dependerá e mi, seguramente otras personas, seguirán el proyecto, pero no tiene que ser una obligación, para nada. Además la sociedad actual, nuestro entorno no ayuda demasiado. Otros países fomentan y apoyan las fundaciones con leyes que incentivan las donaciones. Aquí, en nuestro país, las ayudas son mínimas y cada uno hace lo que puede y quiere, normalmente por vocación y convicción. Para finalizar, ¿Cuál crees que es el mensaje más poderoso que envía la Fundación Àlex al mundo? Amor, Lucha y EXperiencia, ÀLEX. Amor porque sin él, mejor no existir. Lucha, porque en un mundo tan convulso y en crisis perenne como el nuestro, solo luchando consigues sobrevivir primero y a veces alcanzar tus sueños. Y experiencia, porque sin ella, solo con voluntarismo no se llega muy lejos. Es por ello que desde la Fundación Àlex, siempre buscamos aliados, partners con los que unirnos para alcanzar objetivos comunes. Juntos siempre llegamos más lejos y uno de nuestros tesoros es la cantidad de personas e instituciones privadas que se no han unidos en el pasado, siguen caminando con nosotros en el presente y aquellas que aún no nos conocen, puedan juntarse en el futuro.

Salutació Gabriel a un jugador
Haz Una Donación
Haz Una Donación

Fundación Alex